lunes, 25 de marzo de 2013

LA GRAN TRAVESÍA DEL MAR A LA CUMBRE . RUTA 2







        RUTA 2.
   PUERTITO DE GÜÍMAR .
   MIRADOR DE DON MARTÍN.




 
  PRESENTACIÓN.

   Esta es la segunda ruta del proyecto de senderismo llamado "LA GRAN TRAVESÍA DEL MAR A LA CUMBRE".
    En la 1 ruta, se finalizo en La Plaza Las Indias en El Puertito de Güímar, esta segunda ruta partirá desde ese mismo sitio, con destino al Mirador de Don Martín, más en concreto al Parque de Pájara, donde podemos descansar más cómodamente, mientras disfrutamos de unas increíbles vistas de todo este Valle, observando a grandes rasgos todo el camino que hemos hecho en la ruta 1, 2 y de las siguientes casi en su totalidad.
   Por que vamos a tener la suerte, de que en todo el recorrido de esta gran travesía, salvo por algunas zonas, tendremos siempre delante de nuestros ojos la inmensidad de este Mágico Valle de Güímar.

   
    DATOS TÉCNICOS.

   TIPOS DE TERRENO.

   Los primeros pasos, los daremos por el piso de losetas de La Plaza de Las Indias y por todo el paseo hasta llegar a la Playa la Charcada, donde tenemos 2 opciones; Una es caminar por toda la arena de la playa hasta llegar al Club Náutico y la otra, es seguir por el amplio paseo Neptuno.
   La segunda parte de este recorrido, es por una larga pista de tierra, paralela a la Playa de callaos, de los Tarajales, hasta llegar a la misma altura de la autopista TF-1, justamente a pocos metros de los conocidos túneles de Güímar.
   La tercera parte, es por un pequeño sendero casi perdido, hasta enlazar con una pista de tierra desnivelada por la acción de las lluvias, para continuar otra vez por un sendero inclinado y volver a encontrarnos con una amplia pista también de tierra.
   La cuarta y última parte caminaremos por una pista en esta ocasión de asfalto, que enlazara con la carretera, TF-28, a su paso por el caserío de Pájara, conocida como la Carretera Vieja que pasa por una área de descanso, llegando así al  final de este recorrido.

   CATEGORÍA DE LA RUTA.

   Esta ruta no esta homologada y discurre en un 40% por senderos perdidos, (aunque se han dejado mojones hechos con piedras, marcando los cruces), creándose así como algo distinto a las clásicas rutas señalizadas, poniendo algo de aventura cuando se recorren senderos desconocido. Aún así esta zona no tiene ningún peligro en especial y el recorrido no es muy largo. 
   La califico de ruta fácil - moderada, con la aclaración que al igual que en la ruta anterior, vamos a estar todo el recorrido en campo abierto bajo el sol, también hay que indicar que hay tramos con una leve inclinación y senderos estropeados por el abandono, por lo que siempre vigilar y estar atentos por donde se va caminando. Consultar las condiciones meteorológicas de esa zona y llevar ropa adecuada.

   Esta segunda ruta tiene en común tanto con la primera, como con las consecutivas, que no es circular, y para organizar el camino de regreso a un punto en común o al punto de partida, tenemos que, o bien dejar un coche en la salida y otro en la llegada o retornar al punto de partida en transporte público.
   Si cogemos la opción de dejar coches en los dos sitios, aquí le muestro los enlaces para dejar los coches tomando como punto de partida el enlace de la autopista TF-1.

   1.- Punto de partida de esta ruta, lugar donde podemos dejar los coches. ( Distancia de 1,8 Km del cruce de la autopista ).
http://goo.gl/maps/2KW7t

   2.- Punto de llegada, donde podemos dejar el segundo coche, al lado del Mirador de Don Martín, en una zona de aparcamiento. ( Distancia de 7,7 Km. del cruce de la Autopista).
http://goo.gl/maps/6tCjC

   Si optan por la opción de regresar en guagua, es preferible dejar el coche cerca de la estación de Guagua en Güímar, desde aquí coger una guagua que los llevara al Puertito, ( Linea 120 ) y él regreso, en el punto de llegada unos metros antes de llegar al Parque de Pájara o en el Mirador de Don Martín hay paradas, ( Lineas  033 y 035 ) que nos traerá de vuelta a la estación. 

   Para los horarios de las guaguas aquí les dejo un enlace.

   Línea 033 .-
http://www.titsa.com/index.php?accion=linea&IdLinea=33

   Línea 035 .-
http://www.titsa.com/index.php?accion=linea&IdLinea=35

   Línea 120 .-
 http://www.titsa.com/index.php?accion=linea&IdLinea=120




   TIEMPO Y DISTANCIA.

   La distancia recorrida de esta ruta es de unos 6,5 Km. El tiempo empleado sera de aproximadamente de 4 horas, siempre dependiendo por las paradas que se realicen, ya que hay zonas con unas vistas inmejorables de toda la costa de Güímar, tanto del núcleo del puertito, el muelle del Club Náutico, de la zona del Malpaís, y de todo el Valle en general. Por lo tanto como no, de tirar de la cámara de fotos para dar fe que lo que ven nuestros ojos, además de disfrutar de unas maravillosas vistas, como pueden comprobar en la fotografía de la portada.


FLORA Y FAUNA OBSERVADA EN EL RECORRIDO.

  El tipo de flora, en la parte de la costa, en la que no ha entrado la mano del hombre, es bastante similar a toda la zona protegida del Malpaís de Güímar, como son : Los cardones, tabaibas, aulagas, verodes. Subiendo la zona de medianías, se pueden observar grandes zonas de cultivo, muchas de ellas las más cerca de la costa abandonadas.
   De igual manera ocurre con la fauna de esta zona de costa y medianías, así como los lagartos y tizones, pájaros, andoriñas .


   CARACTERÍSTICAS.

   COMO LLEGAR AL INICIO DE LA RUTA.

   El principio de esta ruta es en la Plaza de las Indias, en el Puertito de Güímar. Para llegar a este punto, circulando por la autopista TF-1, nos desviaremos por la salida 11, que nos señala como; Güímar - Puerto de Güímar, al dejar la Autopista iremos en dirección a la costa bajando aproximadamente 1 Km por la TF-61, hasta llegar al principio de la zona de edificios, aquí tomaremos un desvío a la izquierda para buscar donde dejar estacionado el coche.

   Aquí le muestro un enlace de todo este recorrido.
http://goo.gl/maps/eadSU

   Una vez dejado el coche, empezaremos a caminar, volviendo a coger la Avenida Cristóbal Colón en dirección a la playa, donde a pocos metros veremos la citada plaza con el Monumento al Radioaficionado.
   Y es aquí donde empieza nuestra ruta.


DESCRIPCIÓN DE LA RUTA.


MAPA 1





MAPA 2


























  Se empieza a caminar, saliendo de la plaza en dirección sur, por el paseo de la Cruz Roja.


Plaza Las Indias
Paseo de la Cruz Roja


   Continuando por la zona de la Playa la Charcada, Aquí tenemos la opción de seguir por toda la Playa Grande, luego por la Playa del Cabezo hasta llegar al Club Náutico, o seguir caminando por todo el paseo Neptuno, el cual nos lleva también al Club Náutico.
  


Playa Grande













Paseo Neptuno
Paseo de la Cruz Roja















Club Náutico

   Llegando a este punto, enlazamos con una carretera de tierra llamado, Camino las Bajas, después de un buen rato caminando unos 500 metros, nos cruzaremos con la Boca del Barranco de Afoche, que desemboca en la Playa de Arriba.


Camino Las Bajas

Playa de los Tarajales


















Boca Barranco de Afoche











  Todo este tramo de carretera de tierra que hemos recorrido, junto a la Playa de los Tarajales, nos lleva a un grupo de casas, conocidas como, Las Bajas del Puertito, estas casas construidas bajo esta inmensa pared, da un poco de miedo, debido al peligro por desprendimiento.




  Acercándonos a este punto y pasando junto a este grupo de casas, vemos que nos localizamos aproximadamente a la misma altura que la autopista TF-1 y concretamente en la zona de los conocidos túneles de Güímar . 
   Al final de esta pista nos vamos a encontrar con un pequeño sendero que sigue de frente y a la derecha con un túnel que cruza por debajo de la autopista, que es la desembocadura del Barraquillo el Tabaibal, entrando por ahí y subiendo un pequeño y escarpado sendero ( Que he señalizado con mojones de piedra ) nos llevara a una pista de tierra, que posiblemente éstas se escavaron, en toda la ladera con la misión de llevar material, para la colocación de las diferentes torres de alta tensión que veremos por esa zona.









  Al encontrarnos con esta pista, seguimos por ella en sentido Sur, para dar un pequeño rodeo y atacar una pequeña inclinación que nos llevara a lo alto de esta loma, situándonos justo sobre los túneles, teniendo aquí unas maravillosas vistas del Puertito de Güímar, así como casi todo el Valle y en días despejamos podemos observar la costa de Santa Cruz de Tenerife, el Macizo de Anaga y a nuestra derecha sobre el horizonte la Isla de Gran Canaria. Una zona perfecta para hacer fotografías panorámicas.

















   Fácilmente comprobamos por que se llama esta zona, El Tabaibal, y es por el inmenso manto de tabaibas en toda esta loma, y que nos ha acompañado en el camino de subida, la verdad que es impresionante ver este paisaje al recibir las primeras lluvias.






   Después de un pequeño descanso y recrearnos con estas vistas, con este espectacular mirador proseguimos el camino. 



Vista de la Zona del Puertito de Güímar

   Subiendo por un  sendero que apenas se puede apreciar, el cual he marcado con varios mojones de piedras que nos sirve de orientación, pasando cerca de una de las torres anteriormente nombradas.










   Vamos viendo a nuestra derecha, la profundidad y la gran cantidad de cavidades, en las paredes del Barranco de Afoche, muy posiblemente algunas de ella usadas de cobijo por nuestros antepasados, unificándose con éste el Barranco de Marrera y Barraquillo el Fraile.  
   Siguiendo por el Lomo los Mansos y aumentando en altitud, llegamos a una pequeña explanada. Desde aquí podemos apreciar un antiguo camino, muy bien delimitado por antiguas paredes de piedras y aunque desgastado por el paso del tiempo, deducimos que seguramente era utilizado por antiguos cabreros y agricultores, ya que al mirar bien, se observan en las inmediaciones una antigua zonas de cultivo abandonada. 






   Pisando este antiguo y largo camino de tosca, llegamos a otra pista de tierra junto a otra torre de Alta Tensión. Esta pista siempre en sentido ascendente y con una moderada inclinación, enlazada con otra totalmente asfaltada.




   Podemos comprobar por este lugar llamado La Montañeta, la gran cantidad de terreno de cultivo abandonado, aunque mas cerca del Caserío de Pájara sí que se ven extensiones de terreno bien arregladas y sembradas.
   Continuando nuestro camino por una carretera asfaltada, Calle Lomo de Pájara, aumentando la inclinación y por consiguiente el esfuerzo con mas de 1 Kilómetro de longitud, pasando junto a varias casas, algunas recordando las construcciones antiguas y otras más modernas que forman la Aldea o Caserío de Pájara.






   La Aldea de Pájara se encuentra situada en la comarca de Agache, siendo uno de los primeros núcleos habitados en la zona, y del que se tiene constancia desde 1805. En 1860 se le dio la categorización de aldea o caserio, que aún en la actualidad sigue conservando.
   Los orígenes de Pájara están muy vinculados a la explotación maderera de sus montes, tanto para la obtención de la tea, como para la producción de pez. Este echo se evidencia en la toponimia local con la aparición de numerosas referencias a arrastraderos, nombres que se les daban a los caminos que se utilizaban para el transporte de los troncos de pino canario.


   Ya en pocos minutos estaremos en el cruce con la Carretera General del Sur, también conocida como la Carretera Vieja, la TF- 28.
   Terminando aquí la gran inclinación que hemos recorrido, donde pasamos de estar prácticamente a nivel del mar, nos ubicamos en este punto a unos 490 metros de altitud.




   Ya nos queda por recorrer 1 Kilómetro por esta carretera, puntualizamos que tramos de esta vía, pertenecen al antiguo Camino Real, que comunicaba Güímar con los distintos municipios del sur.
   Caminando con cuidado y siempre por el arcén y por nuestra izquierda visualizando así los coches que vienen de frente, vemos la gran cantidad de cuevas enclavadas en las paredes lindantes a la carretera, donde se guardan seguramente útiles de labranza.
   Mas adelante, pasando junto a una edificación muy curiosa en forma de un castillo de cuento de hadas, localizamos una señal del Camino Real a nuestra izquierda, el cual sube a lo alto del Lomo de Marrera, para cruzarse nuevamente con la TF-28, bajando por todo el otro costado de la Ladera en dirección al centro de Güímar.





   Para finalizar esta ruta, llegamos a una pequeña y agradable zona de descanso, el Parque de Pájara, aunque el final esta programada unos pocos metros más adelante, en el Mirador de Don Martín, he decidido terminar en esta zona, puesto que es más cómoda para sentarse y descansar tranquilamente con las vistas que nos ofrece este Mágico Valle, de Güímar. Finalizando así esta segunda ruta de,  "La Gran Travesía del Mar a la Cumbre ". 
  













   Desde aquí, ya solo nos queda regresar bien en coche o esperar al paso de la guagua al punto de encuentro.


   PUNTOS DE INTERÉS GASTRONÓMICO.      

 A parte de los restaurantes nombrados en la ruta anterior ubicados en la zona del Puertito de Güímar, aqui les indicos algunos en el casco de Güímar como son :
(Todos estos enlaces son partiendo desde la estación de guaguas ).

  Bar El Puente.- Avda Obispo Pérez Cáceres, 64
http://goo.gl/maps/WLnCT

  Cafetería Restaurante Jilorio .- C/ La Laguna,35
http://goo.gl/maps/imLC2

  Restaurante El Parral (Casa Lola).-C/. La Amistad, 65
http://goo.gl/maps/XKKyU

  Bar Restaurante Parada.- Avenida de Santa Cruz, 70
http://goo.gl/maps/UwQB5

  Hotel Restaurante Casona Santo Domingo.- C/. Santo Domingo, 32
http://goo.gl/maps/Nka1D





   HISTORIA.



   MIRADOR DE DON MARTÍN.





   Después de este segundo recorrido de, La Gran Travesía del Mar a la Cumbre, y terminando junto al Mirador de Don Martín, voy aquí a darle unos datos de interés de este lugar, en mi opinión el mejor mirador ubicado en toda la isla.
   Comprobando, que actualmente en fecha de edición de la página de este blog, este mirador se encuentra totalmente cerrado, quisiera ante de seguir con la historia, dar una opinión muy personal de este edificio.

 Creo que no seria mala idea instalar en este lugar, en el que en un tiempo fue, el Hotel Valle de Güímar, ( no se el motivo por que esta en el estado de abandono) una especie de albergue o hotel rural, con sus servicios de restaurante, zonas de descanso, hospedaje, Sala de exposición y conferencias, con rutas guídas, etc. Como hay en otros parajes, pongo por ejemplo el muy conocido Albergue Montes de Anaga. Este mirador esta encajado en una zona con unas vistas espectaculares, donde se esta en contacto con la naturaleza, aislado de la cuidad, cerca de una carretera con servicio de transporte público, cerca de senderos únicos en Canarias, como son el Barranco de Chamoco o de Badajoz, la zona del Canal de las Ventanas, la Pista de Anocheza, que comunica el Valle de Güímar con El Parque Nacional de la Corona Forestal y con el Parque Nacional del Teide y pasando por el Paisaje Protegido de las Siete Lomas. Teniendo a pocos kilómetros todo La Reserva Natural Especial del Malpaís de Güímar, ampliando todo esto, con una muy variada red de senderos, los cuales se deberían homologar y limpiar como son ; El Camino Real, La Ruta por Chacaica, Las Siete Lomas, Las Dehesas, Llano Las Brujas,  La Gran Travesía, etc, etc, etc.
   Aunque esta es mi idea de lo que se puede organizar con todos estos datos, haciendo un estudio en serio, bien detallado y con los organismos competentes, pienso que se puede traer turismo a este Valle, donde a través de rutas guiadas y organizadas a lo anteriormente escrito le sumamos que contamos con el Parque Etnográfico Piramides de Güímar, unas hermosas playas en el Puertito, lugares de la historia de esta isla como Chinguaro, el Volcán de Las Arenas, el Barranco de Badajoz, el culto al agua, etc etc. Sería todo el conjunto una gran atracción de actividades orientadas tanto al turismo extranjero, como a empresas de aquí orientadas a actividades al aire libre, produciendo una fuente de ingresos para todo el Valle.
   Pero bueno dejando atrás estos proyectos vamos con la historia de este singular Mirador. Quiero ante todo, dar las gracias y la felicitaciones a Octavio Rodríguez Delgado, Cronista Oficial de Güimar y Candelaria por este articulo, la construcción e inauguración del Mirador de Don Martín.





            EL "MIRADOR DE DON MARTÍN"


   Uno de los miradores más espectaculares del Sur de Tenerife se sitúa al borde de La Ladera de Güímar, en el punto en el que la Comarca de Agache se asoma al Valle de Güímar para contemplarlo en toda su extensión y belleza. Hoy todos los tinerfeños lo conocen como “Mirador de Don Martín” y el origen de este nombre nos lo aclaraba el güimarero Servando Hernández, amigo de la historia local, en un artículo publicado en El Día el domingo 7 de febrero de 1971 que llevaba ese mismo título: “Don Martín Rodríguez y Díaz-Llanos1[…] me hablaba con pasión del maravilloso panorama que presentaba nuestro querido valle, contemplado desde «la cortada» subido sobre el peñón, y seentusiasmaba describiendo el contraste que presentaba la oscura hondonada de «Badajoz», árida la altura de Izaña, verde, como un tapiz del monte y sus pinares, cinta azulada la del volcán de Arafo, con este hermano menor nuestro en la lejanía, y Candelaria, como gaviota posada en el borde azul de los mares, fleco de blanca espuma en su ribera y la policromía de sus diversos colores, amén de los pequeños caseríos del Socorro y Puertito, y, al centro de este magnífico cuadro, nuestro Güímar amado, semejando la Cruz de Cristo sostenida con varonil hombría por el apóstol San Pedro, nuestro patrono. / Y un buen día, tras de una llamada telefónica desde Arico, me señaló hora para
entrevistarnos en la citada roca (que después, voz del pueblo, habría de serconocida como Mirador de Don Martín); dióme instrucciones sobre lo que planeaba, tratándose solamente, en forma rústica, ejecutar en el
abandonado terreno rocoso una especie de gradas de piedra pusolánica, conducida por lentas carretas de su propiedad, para que, públicamente, pudiese todo el mundo admirar el esplendoroso panorama, pues él, en sus innumerables tránsitos por esa carretera del Sur, hacía parar su automóvil para recrear la vista soñando ya con ese lugar para construir un «verdadero mirador público», lo que, años después, realizó el Cabildo, dando entrada libre a toda persona que, amante de la Naturaleza, quisiese utilizarlo a voluntad cuanto tiempo quisiera, ya que los humildes también tienen su corazoncito”. Así surgió el primer mirador, que ya llevó el nombre de su promotor y que se limitaba a una pequeña explanada, con unos rústicos asientos de piedra.

Años más tarde, en 1954, tal como señalaba don Servando, el Cabildo de Tenerife construyó un auténtico mirador público al borde de La Ladera, en terrenos cedidos al efecto por Juan Pedro Rodríguez Cruz, al que se dio el nombre de “Don Martín”, como homenaje al ilustre sureño que había promovido la primera instalación allí existente. Fue inaugurado el jueves 5 de agosto de dicho año 1954 por el subsecretario de Información y Turismo y las primeras autoridades, que elogiaron las nuevas instalaciones. Al día siguiente, el periódico El Día se hacía eco de dicho acto: “En la tarde de ayer, a las 5, se efectuó la inauguración del «Mirador de Don Martín» situado en la ladera de Güímar, a una altura de 400 metros, desde donde se divisa una magnífica vista panorámica que abarca una gran extensión de toda aquella zona. / Este nuevo mirador es el segundo de la red proyectada por el Cabildo Insular de Turismo [sic], siendo el primero el llamado «La centinela», instalado en San Miguel de Abona. / Concurrieron a la inauguración el Subsecretario del Ministerio de Información y Turismo, don Manuel Cerviá Cabrera, acompañado de su distinguida señora esposa, así como de su hermano el doctor don Tomás y su señora esposa; Gobernador Militar, señor Machado y Méndez Fernández de Lugo, acompañado de su señora esposa; Comandante de Marina, señor Sanz y García de Paredes; presidente del Cabildo deTenerife, señor Lecuona Hardisson; vicerrector de laUniversidad señor Ortego Costales; Delegado Provincial de Información y Turismo, señor González y García Gutiérrez; Subjefe Provincial del Movimiento, señor Amigó; alcalde de esta capital, señor Rodríguez González; de Güímar, señor Mesa, y de Candelaria, Arafo y Fasnia; consejeros del Cabildo Insular de Tenerife, señores González Jordán, Hardisson Pizarroso, Alvarez Delgado y González Pérez; concejales del Ayuntamiento de Güímar; Ingeniero jefe de Obras Públicas, señor Belda; arquitecto, Sr. Machado, autor del proyecto; secretario de la Junta de Turismo, señor Garavito y otras representaciones. / El párroco y arcipreste de Güímar, don Miguel Hernández Jorge, ofició la ceremonia de la bendición del nuevo edificio, terminado el cual las autoridades y demás invitados recorrieron detenidamente las diferentes dependencias, a las que dedicaron grandes elogios. / El Cabildo, en recuerdo de don Martín Rodríguez, que fué el iniciador del primer mirador establecido en dicho lugar, ha respetado el mismo nombre que ostentaba entonces. / El nuevo mirador, espacioso y magníficamente situado, cuenta con bar, cocina, amplias salas de estar y otras dependencias, declaradas con buen gusto y figurando también unas notables pinturas murales con motivos típicos, de la que es autor el pintor tinerfeño Carlos Chevilly. / En fin, que este mirador cuenta con inmejorables servicios y que responde a los fines para que ha sido creado, pudiendo encontrar en él los turistas las comodidades necesarias para permanecer el tiempo suficiente para admirar las vistas panorámicas que desde aquel pintoresco lugar de la zona sur de la isla. / Finalmente fué servida una copa de vino español, atendiendo a las autoridades e invitados bellas
señoritas de la localidad. / El presidente del Cabildo, señor Lecuona Hardisson, recibió muchas felicitaciones con motivo de la inauguración de esta magnífica instalación turística”.



El Mirador construido por el Cabildo en 1954, hace 48 años.


   El día 7, Gamazo se volvía a ocupar en el mismo periódico de “El Mirador de Don Martín”: “[…] sólo la brevedad del nombre de pila ha quedado como un hito breve, como remate de pináculo, de su meritoria obra. La Isla le ha rendido homenaje al dar su nombre al mirador construido por el Cabildo Insular e inaugurado con asistencia del Excelentísimo señor Subsecretario de Información y Turismo. Y ahí tenemos realizado un sueño de don Martín. «El mirador de don Martín». Con fácil trastrueque de palabras podríamos decir: «don Martín el del mirador». Porque era larga la mirada de este hombre de ejemplar inquietud. Supo ver la obra mucho antes de realizada y supo ver el turismo a lo gran señor. Sabía que la Isla era turística porque así lo quiso Dios. Y que había que completar la obra. / […] Desde «el Mirador de don Martín» podemos ver aquello que más amó este benemérito tinerfeño,cuyos afanes de grandeza para su isla iban mucho más lejos de lo que con la inauguración de esta obra ha podido ofrecérsele. Hay que continuar por este camino, poniendo como don Martín el más limpio empeño en la tarea, que no es personal sino insular en los fines. Porque ha de hacerse lo que a la isla más convenga y donde mejor convenga, donde la obra sea más necesaria. […]”.
   Desde entonces, el “Mirador de Don Martín” fue una parada obligada para todos los turistas que pasaban por la Carretera General del Sur, única vía existente por entonces para acceder a esta amplia zona de la isla. Pero, tras construirse años más tarde el Hotel “Valle de Güímar” (inaugurado en1967), en 1970 se privatizó el mirador, al ser vendido por el Cabildo al propietario de aquel y quedar incorporado a dicha instalación hotelera, con lo que ya perdería su carácter público.





 [ 1 ]
 Martín Rodríguez y Díaz-Llanos (1879-1942), natural de Arico, 
fue un rico propietario, jefe de los conservadores de Tenerife, consejero fundador y vicepresidente del Cabildo, diputado a Cortes, presidente del Patronato provincial de Turismo y delegado del nacional, delegado regio de Fomento en Canarias, etc. etc.


                                                              Datos aportado por :  
                             OCTAVIO RODRÍGUEZ  DELGADO 
                      Cronista Oficial de Güímar y Candelaria.


   Espero que disfruten de esta ruta, con algún tramo del recorrido totalmente desconocido, pero a la vez con hermosas vistas, ésta quizás sea una de las rutas más cortas, la siguiente ya serán con mayores esfuerzos al ser con recorridos más largos y a mayor altitud, dejando la zona de costas y medianías para adentrarnos en las zonas altas, zonas de cumbre.

 Este blog esta diseñado, con fotografías y documentos escritos por :
   José Miguel Díaz Fernández.